¿Que es el Trekking? Su Definición

hombre haciendo trekking en la montana

Tabla de Contenidos

La definición que el diccionario de Cambridge de trekking es la actividad de hacer viajes largos y difíciles a pie. Aunque en castellano podemos utilizar palabras como senderismo o excursionismo, ninguno de ellos implica dificultad en sí mismos ni larga distancia. Por lo tanto, se puede considerar que el trekking es algo más que pasear. De hecho, el término se popularizó en el ámbito deportivo de la mano de los alpinistas que llamaban trekking a las caminatas para llegar al campamento base del Himalaya o de los Andes allá por los años 80.

El trekking es una actividad física en la que se recorren parajes naturales como bosques, montañas, cañones, selvas o ríos y que requieren más esfuerzo físico que el senderismo. Lo habitual es que su duración de varias jornadas por terrenos escapados y exigentes de ahí que los aficionados al trekking lo sean también a la acampada.

Imprescindible para quieres practican esta actividad es la planificación y diseñar las rutas de manera realista en lo que a la duración se refiere, teniendo en cuenta la capacidad física de los participante de modo que se pueda planificar cada etapa en función del relieve y de la dificultad para llegar a la zona de descanso o de acampada durante las horas de luz.

Ideal para los amantes de la naturaleza, siempre es recomendable adentrarse en nuevas rutas con personas que ya las conozcan e informarse bien de los posibles riesgos y del material que será necesario para superar el recorrido. Dentro de la planificación hay que conocer siempre la previsión meteorológica y tener cuidado con las posibles lluvias ya que paisajes semidesérticos se convierten en auténticas torrenteras con gran peligrosidad. De hecho, muchos de los riesgos del trekking tienen que ver con las imprudencias y la mala planificación.

Teniendo todo eso en cuenta, el trekking puede ir desde hacer el Camino de Santiago hasta un recorrido por el Annapurna. Sus amantes se reparten a lo largo y ancho del mundo y se caracterizan por su espíritu de aventura y su actitud positiva, dispuesta a resolver los inconvenientes que puedan surgir por el camino.

Equipo. Dentro de la planificación hay que contar con la necesidad de llevar el equipo adecuado con el menor peso posible. En ocasiones hay vehículos de apoyo que se desplazan con los elementos necesarios para la acampada o para el avituallamiento.

Ropa y calzado. Ropa transpirable, cómoda y cazado apropiado como unas zapatillas de trekking o unas botas de trekking o unas sandalias de trekking para el verano son las bases del trekking. Además debe ir acorde con la temperatura la ropa interior térmica y tener en cuenta las variaciones que pueden producirse a lo largo del día. También es recomendable incluir un chubasquero por las posibles lluvias.

Elementos de apoyo. Desde los bastones para caminar hasta las cuerdas para superar tramos escarpados, es necesario hacer un estudio de las dificultades del terreno para llevar todo lo necesario.

Agua y comida. Además de la comida es necesario llevar tentempiés para tomar a lo largo del día. Lo más recomendable son frutas y frutos secos. Junto a eso, se debe llevar siempre suficiente agua ya que una buena hidratación es imprescindible para el correcto funcionamiento del aparato locomotor.

Brújula. Un brújula, un mapa o un gps pueden sacarnos de más de un atolladero y ayudan a encontrar las zonas de acampada.

Protección solar. Hay que incluir la protección solar adecuada para el recorrido que va a hacerse teniendo en cuenta la estación del año y la presencia de nieve, por ejemplo. Esa protección incluye, además de crema, las gafas solares o protección específica para los labios.

Linterna. Esencial cuando cae el sol para organizar el momento de la acampada.

Botiquín. Un botiquín de emergencia con lo necesario en caso de golpes, cortes o caídas, así como alguna pomada para los casos de picaduras de insectos.

Beneficios

  • Como toda actividad física que implique caminar, es muy interesante para mantenerse saludable el sistema cardiovascular.
  • Además tiene grandes beneficios emocionales y psíquicos por el contacto con la naturaleza y la seguridad que aporta la capacidad de resolver problemas y de superación en un medio natural.
  • Favorece la pérdida de peso debido a la realización de una actividad física continuada, siempre que se mantenga una dieta adecuada a la actividad y mejora la condición física general previniendo las patologías derivadas del sedentarismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.